Historia

1901 Enrique Granados fundó una academia para la formación y el perfeccionamiento de pianistas con el propósito de transmitir la técnica, especialmente en pulsación y en uso del pedal, que le permitía conseguir la sonoridad y estilo que le caracterizaban.

1916 Al morir repentinamente,  su discípulo y colaborador en la tarea pedagógica de la academia, Frank Marshall, se hizo cargo de la dirección y amplió su actuación a otras disciplinas musicales.
Se formó una extraordinaria generación de pianistas y pedagogos que han dado a nuestra tierra un sólido prestigio en todos los ambientes musicales.

1959 Después de la muerte del maestro Marshall, fue Alicia de Larrocha quién se responsabilizó de la continuidad de la Academia. Durante su larga carrera como concertista ha delegado la dirección de estudios en Juan Torra, Mercedes Roldós y Carlota Garriga sucesivamente.

2010 Por expreso deseo de la misma Alicia de Larrocha, actualmente es Marta Zabaleta, una de sus alumnas predilectas, la Directora de la Academia Marshall.

De esta forma se ha ido cumpliendo la tradición de dejar la Dirección de la Academia en manos del discípulo más destacado, siendo los directores de la Academia:

  • Enrique Granados (1901-1916)
  • Frank Marshall (1916-1959)
  • Alicia de Larrocha (1959-2009)
  • Marta Zabaleta (2010-actualidad)


La tradición pianística de Granados, tanto en técnica como en estilo, tiene más de 100 años, y es evidente su influencia en el arte del piano.